Loading...

lunes, 8 de septiembre de 2014

HAROLD ALVA y sus poemas de “Ciudad desierta”


III
EN TUS MANOS DEJO QUE CAIGA MI CORAZÓN  con la emoción de un felino  Tú eres mi bosque  El árbol donde reposo los huesos para refugiarme con tu sombra.

V
ESTE CAFÉ HUELE A TUS MANOS  Tiene tu  orden  Tu actitud que observa cómo me reconoce la oscuridad cuando pretendo abordarte por la espalda.

IX
UN POEMA SIEMPRE SE PONE DE PIE  Un poema siempre se levanta  Un poema es el poeta y su actitud  El poeta y su lanza de tinta con la que destruye cualquier sombra o cubre cualquier signo de inútil  resistencia   Un poema siempre termina cuando empieza la otra página y nadie está allí sino el poeta  El poema mismo que sabe que no hay nadie como sombra  Nadie como reflejo o amenaza.

XVIII
PIENSO EN UNA IMAGEN: Tus manos sobre mis palabras como quien toca un árbol desde la altura roja de algún puente.

OPINIONES DE POETAS SOBRE LA OBRA
Harold Alva es un poeta underground, un escritor en el filo de la navaja, un sereno creador de catástrofe.
                                                                           Alberto Alarcón

El conflicto mayor de Harold Alva no es con Lima ni con su propio cuerpo, sino con Dios o con Satanás. Y ya se sabe que ese conflicto, en poesía, es el mayor desafío posible.
                                                                                Jorge Nájar

Los poemas en prosa de Harold Alva viajan entre la niebla del horror y el azul de la fascinación. Son dos polos –en apariencia opuestos- que se atraen ante la vista de un observador sereno que sabe desentrañar el abismo.
                                                                      Miguel Ángel Zapata

III
EN TUS MANOS DEJO QUE CAIGA MI CORAZÓN  con la emoción de un felino  Tú eres mi bosque  El árbol donde reposo los huesos para refugiarme con tu sombra.

V
ESTE CAFÉ HUELE A TUS MANOS  Tiene tu  orden  Tu actitud que observa cómo me reconoce la oscuridad cuando pretendo abordarte por la espalda.

IX
UN POEMA SIEMPRE SE PONE DE PIE  Un poema siempre se levanta  Un poema es el poeta y su actitud  El poeta y su lanza de tinta con la que destruye cualquier sombra o cubre cualquier signo de inútil  resistencia   Un poema siempre termina cuando empieza la otra página y nadie está allí sino el poeta  El poema mismo que sabe que no hay nadie como sombra  Nadie como reflejo o amenaza.

XVIII
PIENSO EN UNA IMAGEN: Tus manos sobre mis palabras como quien toca un árbol desde la altura roja de algún puente.

OPINIONES DE POETAS SOBRE LA OBRA
Harold Alva es un poeta underground, un escritor en el filo de la navaja, un sereno creador de catástrofe.
                                                                           Alberto Alarcón

El conflicto mayor de Harold Alva no es con Lima ni con su propio cuerpo, sino con Dios o con Satanás. Y ya se sabe que ese conflicto, en poesía, es el mayor desafío posible.
                                                                                Jorge Nájar

Los poemas en prosa de Harold Alva viajan entre la niebla del horror y el azul de la fascinación. Son dos polos –en apariencia opuestos- que se atraen ante la vista de un observador sereno que sabe desentrañar el abismo.

                                                                      Miguel Ángel Zapata

No hay comentarios:

Publicar un comentario