Loading...

lunes, 30 de septiembre de 2013

FRANCISCO CHÁVEZ CABRERA: LA VOZ DE ORO DE "YO SOY"

     El cantante e imitador  de  Calamaro, Francisco Chávez Cabrera, tiene una voz  tierna, vigorosa  y deslumbrante que me impresionó sobremanera. No solamente me hizo botar lágrimas de los ojos a mí, sino también a muchos que le escucharon  cantar, incluido al productor de YO SOY, señor Ricardo Morán. Dios le  regaló una  hermosa voz de oro y sé que va a llegar bien lejos.
     Francisco Chávez Cabrera,  fue el auténtico triunfador indiscutible en la última temporada de reality de imitadores de YO SOY, 2013. El joven cantante creció en  Aldeas Infantiles SOS de Zárate de San Juan de Lurigancho con mucho amor de su madre Maximina (de la aldea) y con grandes valores morales que reflejan en su persona. Mi hermana Teresa Alvarado Castillo, trabajó en la aldea donde creció el joven Francisco y cuando se enteró de su triunfo artístico se emocionó tremendamente y me habló maravillas de él. Conozco la Aldea Infantil SOS de Zárete porque en el  verano del 2000, realicé un taller de creación literaria y  los niños de la aldea lograron escribir sus poemas y cuentos sobre la aldea que los cobijó con amor. Bueno, aunque no lo conozco personalmente, pero le felicito y le deseo lo mejor en el desarrollo de su carrera artística. Yo no me equivoco:  sé  que él va a ser un cantante famoso en un tiempo no muy lejano porque brilla ya con luz propia y una humildad que lo hace grande. ¡Felicitaciones campeón!
                                               Rafael Alvarado Castillo
                                                      Escritor
Lima, 30 de setiembre de 2013



sábado, 28 de septiembre de 2013

POETAS CELEBRAN EL 28 ANIVERSARIO DEL I CONGRESO NACIONAL DE POETAS, UNMSM

Los poetas Jack Flores, Rafael Alvarado,  Dolores Solórzano
leyeron sus poemas

     La Casa del Poeta Peruano celebró el 28 Aniversario del histórico I Congreso Nacional de Poetas, UNMSM, en 1985, en la Casa de la Literatura Peruana. El nutrido programa que estuvo bajo la dirección del Presidente de Casa del Poeta, doctor José Guillermo Vargas Rodríguez, ex Miembro de la Comisión Organizadora de dicho congreso, fue un éxito rotundo.
    El programa empezó con un Maratón de la Poesía, entre otras actividades. En dicho recital participaron muchos poetas leyendo  sus poemas.

Lima, mayo de 2013.

jueves, 26 de septiembre de 2013

VICTOR HUMAREDA: EL PINTOR QUE YO CONOCÍ.

Victor Humareda, lo conocí en 1978. Varios jóvenes poetas  de la Universidad de San Marcos hablaban mucho del pintor Humareda. El más entusiasta en conocerlo era el poeta Augusto Fernández quien era de Puno y que recién acababa de publicar su poemario: "Vértice",  hecho a mimeógrafo. Actualmente él radica en España. Un día, el poeta Fernández nos dijo que quería conocerlo personalmente y nos invitó que le acompañaramos. Aceptamos, era un día sábado. Nos aventuramos en su búsqueda y teníamos como referencia: que vivía en el Hotel Lima, de la Parada. Después de andar a la deriva, preguntando a la gente de la zona por el bendito hotel de mala muerte, nos dijeron que había uno con ese nombre en la av. 28 de julio de La Victoria. Cuando localizamos el hotel, preguntamos a un señor en qué habitación vivía el pintor Víctor Humareda. El hombre malvestido nos dijo que vivía en la habitación 283 y apenas llegamos a nuestro destino, tocamos la puerta y salió un hombrecito cachetón y con razgos andinos. Era el genial  Víctor Humareda, el excelso maestro de la pintura peruana.
     Nosotros, le dijimos que éramos poetas y sin pensarlos dos veces nos hizo pasar a su humilde cuarto que olía a aguarrás y  a pintura. Había por todos lados sus famosas pinturas que había hecho. Me llamó mucho la atención dos cuadros pictóricos: La chingana y un cuadro a Marilyn Monroe, que según él nos dijo que la amaba. Mi amigo Fernández le dijo que se  sentía muy contento de ser paisano de un gran pintor. Humareda sonrió y le dio la mano. Humareda nos habló mucho sobre Pintura y también nos enseñó cómo era el trabajo que desarrollaba el pintor. Nos mostró sus cuadros que tenía en su taller, que era su cuarto donde vivía. Quedamos maravillados con todo lo que nos dijo. Después, nosotros hablamos de poesía. Humareda nos dijo que leía poesía y que admiraba a su paisano poeta: Carlos Oquendo de Amat y al poeta arequipeño Gamaniel Churata, así como también  a César Vallejo. Después de esa visita, yo lo frecuenté mucho. Nos hicimos buenos amigos. Lo que me llamó mucho la atención era que en el hotel donde él vivía era frecuentada por mucha gente de mal vivir: prostitutas, delincuentes y borrachos que consumían "racumín"; pero era  muy respetado por toda esa gente de alta peligrosidad. Víctor Humareda no sólo fue un gran amigo, sino también el poeta de la pintura.
                                         Rafael Alvarado Castillo.
Lima, 25 de setiembre de 2013 

lunes, 16 de septiembre de 2013

NORA PUERTAS, POETA DE SULLANA

NORA PUERTAS

Ausencia

Extendiendo mis manos y busco en  sus líneas alguna señal
algún código que descifre esta rara ausencia.
Rumor de agua
de piel que toca la piel amada
rumor de labios en la curva de una espalda.
Cada vez un ave se desprende de mi vientre
y regresa con una ramita sacada de tu cuerpo.
Rumor de viento
de párpados que  bajan.
Y el ave duerme y la rama me alcanza
y mis manos te buscan entre tanta forma caída en mi cuerpo
te buscan incansables hasta despertar en un extraño silencio
como murciélagos claros -rumor de fuego
de humo
rumor de tiempo...
(... Me he calcinado los ojos viendo cada noche
caracoles de agua durmiendo en mi cuerpo.)

REYNALDO CRUZ, POETA DE SULLANA

REYNALDO CRUZ

Av. universitaria

La huelga ha absorbido
A los maestros universitarios
La universidad es un manicomio
Sin psiquiatra ni doctor
En la av. universitaria
Las niñas del I ciclo
Sonríen a cualquiera
Con la inocencia
De una virgencita de la catedral
Es peligroso escribir
Cuando se es joven
E inhumano ser joven
Y vivir en el país:
La gente desconfía de su sombra
Y la sombra desconfía
De la sombra de la gente
Diario oficial "El Peruano"
-Decreto Supremo 0015-MEF-07
Se prohíbe escribir poesía
A los pobres
Por peligro de rebrote subversivo
Regístrese, comuníquese y cúmplase
Firma el Excelentísimo
Señor Presidente del Perú.

HARRISON TALLEDO, POETA DE SULLANA

HARRISON TALLEDO

Paseo rural


Bajo el celeste

y puro manto
de ti encanto
Celebro sonrisas
y tristezas al andar
Inmensa y verde sombra
En ti descansa mi auxilio
y la tarde  intensa 
que el sol irrita
El suave 
y delicado 
lenguaje
de tus hojas frescas
Acaricia y susurra
mi existencia
columpiándose 
al azul marino
del viento
Pájaros sombríos
ríos de esperanza
La ciudad se acerca
El ruido crece
Se rompe el hechizo
Todo termina ahí
Tu rostro en mi corazón
conectado a tu ausencia...

sábado, 14 de septiembre de 2013

SULLANA Y SU NUEVA SANGRE LITERARIA

     Cuando llegué a Sullana, en 1985 e instalé la Casa Nacional de Poetas, filial Región Grau, en ese momento conocí a los poetas Marco Parra Lizano, Juan Carlos Valdivieso Farfán, José Díaz Sánchez, Ricardo Musse  Carrasco,  Juan Félix Cortés Espinoza,  María Eugenia Burneo Cardó, Ena Ognio de Silva, Manuel Abad Medina, Elena Herrera Nissohioka, Bertha Núñez de Sandoval.  Ellos han logrado con sus trabajos poéticos ganar un espacio importante en la literatura de Sullana. También tuve el alto honor de conocer  a los narradores Víctor Borrero Vargas, Genaro Maza, Houdini Guerrero Torres, Mario Palomino Medina y  Wilmer Rojas Bustamante, quienes lograron alcanzar un nivel elevado en la literatura norteña. 
    Posteriormente, surgieron poetas y narradores jóvenes en Sullana que vienen trajinando el camino espinoso de la literatura. En la poesía sobresalen: Reynaldo Cruz, Martín Castillo, Harrison Talledo, Fernando Silva Guerrero, Lúber Ipanaqué. Edgar Fabián Bruno, Nora Puertas y entre otros. En el campo de la narrativa, destacan: Cosme Saavedra Apón, Richard Chávez, Angel Hoyos Calderón y entre otros. Esta nueva sangre literaria va a marcar un nuevo rumbo positivo de la literatura  Sullanense.
                                                Rafael Alvarado Castillo
Lima, 13 de setiembre de 2013

viernes, 13 de septiembre de 2013

GIBRAN JALIL GIBRAN: El vagabundo




EL VAGABUNDO
     LO CONOCÍ en el cruce de los caminos; era un hombre que solo llevaba  una vieja capa y un báculo, y un velo  de dolor en el rostro. Y nos saludamos, y yo le dije: “Ven a mi casa, y sé mi huésped”.
     Y él vino a mi casa.
     Mi mujer y mis hijos salieron a recibirlo   en el umbral,  y aquel  hombre les  sonrió, y  a ellos les agradó la llegada del vagabundo.
     Luego, nos sentamos todos a la mesa, y  estábamos contentos en  compañía  de aquel hombre, porque  en él había un silencio y un misterio.
     Y después de cenar nos reunimos junto a la chimenea, y yo le hice preguntas acerca de su  vagabundeo y peregrinar.
     Nos relató muchos cuentos aquella noche, y también al día siguiente, pero lo que ahora relato por escrito nació de la amargura de sus días, aunque él mismo era un hombre bueno y amable, y  estos relatos constituyen el polvo y la paciencia de su camino.
     Y al marcharse el vagabundo a los tres días, sentimos, no que se había ido un huésped,  sino que alguno de nosotros estaba todavía en el jardín, como si esperáramos  que entrara en la casa.
                                                     Gibran  Jalil Gibrán

GIBRÁN JILIL GIBRÁN: El filósofo y el zapatero remendón


EL FILÓSOFO Y EL ZAPATERO REMENDÓN
     Una vez, acudió al taller de un zapatero remendón un filósofo, que le llevaba unos zapatos viejos y rotos. Y el filósofo dijo al zapatero remendón: “Por  favor, remienda mis  zapatos”.
     Y el zapatero le dijo: “Estoy componiendo los zapatos de otro hombre, y todavía me esperan otros dos pares de zapatos, antes de que pueda ocuparme de los tuyos. Pero deja  allí tus zapatos, y llévate este otro par  por el día de hoy, y vuelve mañana por los tuyos”.
     El filósofo, al oír aquello, se indignó, y dijo: “No me pondré otros zapatos que no sean los míos”.
     Y el zapatero respondió: “Bueno, entonces, ¿cómo eres filósofo, y no estás dispuesto a ponerte los zapatos de otro?  En esta misma calle hay  otro zapatero remendón  que comprenden mejor a los filósofos, que yo. Ve a ver a ese zapatero; él te compondrá los zapatos”.
                                                      Gibran Jalil Gibran

GIBRAN JALIL GIBRAN: EL LOCO



EL  LOCO
     EN EL JARDÍN de un establecimiento para alienados conocí a un joven de rostro pálido, muy agradable, y lleno de asombro.
     Y me senté a su lado, en una banca, y le pregunté: “Por qué estás aquí?
     Y aquel joven me miró, asombrado, y me dijo: “Es una pregunta indiscreta, pero te contestaré. Resulta que mi padre quería que fuera yo su imagen viva, y  también mi tío quería que fuera yo como él.  Mi madre quería que saliera yo a la imagen de su ilustre padre. Mi hermana me ponía de ejemplo a su esposo, que es marino, para que siguiera sus pasos. Mi  hermano desea que me parezca a él, que es un consumado atleta.
     “Y mis maestros también quería que fuera yo como ellos: el doctor de filosofía, el maestro de música, el de lógica…; todos estaban empeñados en que fuera yo un reflejo fiel, como el de un espejo, del rostro de cada uno de estos señores.
     “Por tanto, vine a este sitio. Considero que este lugar es más sano… Por lo menos, puedo ser yo mismo”.
     De pronto, aquel joven se volvió hacia mí, y me pregunto: “Pero, dime, ¿también tú  llegaste a este lugar, obligado por la educación y los buenos consejos?”
     Le contesté: “No; sólo estoy de visita”.
     Y el joven comentó:  “¡Ah! Eres de los que viven en el manicomio, del otro lado de esa tapia”.
                                                 Gibran Jalil Gibran

JAVIER HERAUD, "Palabra de guerrillero", poema


PALABRA DE GUERRILLERO

Porque mi patria es hermosa
como una espada en el aire
y más grande ahora y aún
y más hermosa todavía
yo hablo y lo defiendo
con mi vida.
No me importa lo que digan
los traidores
hemos cerrado el pasado
con gruesas lágrimas
de acero.
El cielo es nuestro.
nuestro el pan de cada día,
hemos sembrado y cosechado
el trigo y la tierra:
son nuestros
y  para siempre nos
pertenecen
el mar
las  montañas
y  los pájaros.

                    (Javier Heraud)

SAMUEL BECKETT



SAMUEL  BECKETT
1906
Nace  Samuel, en Dublín  (Irlanda)
1920
Ingresa a una escuela  anglo-irlandés.
1923
Estudia en el  Trinity College, en Dublín.
1926
El escritor y dramaturgo Beckett radica poco tiempo en París (Francia)
1928
Beckett  se hace amigo del notable novelista James Joyce,
1930
El joven Beckett  consigue un puesto como asistente de francés en el Trinity College.
1932
Beckett  deja de dictar el curso de francés  en el Trinity College, en Dublin.
1933
Muere  su padre William Beckett y  radica  en la ciudad de Londres (Inglaterra)
1934
Publica el libro de relatos “Más aguijones que coces”,
1935
Sale a luz el poemario “Los huesos  de los ecos”
1937
Beckett vuelve a la ciudad de París.  Un día cuando paseaba por la ciudad luz es acuchillado por un vagabundo,
1938
Publica su novela “Murphy”  en la ciudad de Londres.
1941
Beckett queda sorprendido por la muerte de su amigo James Joyce,
1946
Publica “Poemas”, 1937-1937.
1951
Bechett publica en Francia, sus novelas: “Molloy” y “Malone se muere”
1952
Sale a luz su obra teatral emblemática “Esperando a Godot”.
1953
Publica la novela “El innombrable”
1957
Beckett publica su obra teatral  “Final de partida”, la cual se estrenó en las ciudades de París y Londres,
1958
El dramaturgo Samuel Beckett publica su obra teatral “La última cinta”
1961
Salen a luz  su novela “Cómo es esto”  y su obra teatral  “Días felices”
1965
Publica “Comedia  y  Actos diversos”
1969
El dramaturgo Samuel Beckett recibe el galardón  más ansiado por los escritores “El premio Nobel de Literatura”.
1989
Muere en París, Francia.

EUGÉNE IONESCO



EUGÉNE IONESCO
1912
Nace, el 26 de noviembre, en Rumania.
1913
Eugéne  con sus padres  llega a la ciudad de París, Francia.
1921
Eugéne  se va a vivir  con  su hermana menor al pueblecito de Mayenne para recuperar su salud.
1925
Vuelve con su familia a Bucarest, Rumania.
1931
Publica su poemario “Elegías a seres minúsculos”.
1934
Publica un libro “No”, colección de artículos.
1936
El joven Eugéne contrae matrimonio con una hermosa muchacha  Rodica  Burileano.
1937
Enseña como profesor en un Liceo  de Bucarest, Rumanía-
1944
Nace su hija María France,  el 26 de agosto.
1945
Trabaja como corrector  de texto en una importante editorial de París.
1949
Eugéne termina de escribir su famosa obra teatral “La cantante calva”
1950
Escribe la obra de teatro “La lección” y “Jacobo o la sumisión”
1951
Publica las obras teatrales “La silla” y “El porvenir está en los huevos”.
1952
Escribe la obra literaria “Víctimas del deber”
1954
Escribe la obra “El cuadro”
1955
Publica la obra “La foto del coronel”
1957
Eugéne estrena la obra teatral “El nuevo inquilino”
1962
Estrena con éxito la obra teatral “El porvenir está en los huevos”
1963
Publica la obra de teatro “L rey se muere”
1964
Termina de escribir la obra “La sed y el hambre”.
1969
Ganó el Premio de las Letras de Mónaco.
1970
Continúa produciendo sus obras teatrales y esta vez publica “Juegos de matanza”.
1972
El laureado dramaturgo Ionesco es nombrado Miembro de la Academia Francesa.
1974
Publica la novela "El solitario"
1994
Muere en París el 28 de marzo.

EUSEBIO MIRANDA, EL POETA DEL AMOR Y LA BELLEZA



Poeta y escritor Eusebio Miranda Pena    

     El poeta y escritor Eusebio Miranda Peña, nos sorprende con un nuevo libro de poesía “Sonetos para soñar”  que contiene treintisiete  poemas bien elaborados literariamente.
     Los sonetos de la obra tienen el perfumen de la poesía de Bécquer, Byron, Espronceda y del genial Francisco de Petrarca, el maestro del Soneto. La pluma poética de Miranda es pictórica y deslumbrante. Los treintisiete sonetos se caracterizan por ser impecables en su aspecto formal y en su estructura.  La madurez lírica del poeta laureado es notoria ya que en su escritura se puede notar un nivel altamente poético. El vate para escribir “Sonetos para soñar” demostró categóricamente que tiene un gran  dominio en el manejo del lenguaje y así como también en el uso sutil  de los recursos literarios.
     Al leer la obra de Eusebio Miranda pude descubrir con asombro una sencillez poética al estilo de Francisco de Petrarca. La metáfora, el símil, la imagen, el animismo, la personificación y otros recursos literarios no abundan exageradamente en la obra, sino más bien  escasea porque el autor lo dosifica con mucha sutileza y sabiduría tal como lo hacen los grandes poetas.
     La poesía mirandense tiene un fondo filosófico y está alejada de la poesía bulliciosa, rimbombante y grandilocuente de Chocano; pero se acerca a los versos cargados de amor y de ternura del poeta mayor Carlos Augusto Salaverry, padre del romanticismo peruano. Los colores de los versos de Miranda se combinan celestialmente y mueven arrojando un efecto vibrante y  resplandeciente impactando sobremanera al  buen lector.
     Los delicados y tiernos sonetos  se deslizan dulcemente, por toda la obra poética de Eusebio Miranda, resplandeciente de frescura y de belleza. Es un libro de poesía que invita a una profunda reflexión.
     “Sonetos para soñar” se caracteriza también por sus diversos y coloridos temas: el amor, la esperanza, la dulzura, la ternura, la fraternidad y la belleza, entre otras. El poeta enamorado da rienda suelta a su imaginación cuando se refiera a la belleza de la mujer: “Eres bella entre mis versos y salmos / con tu figura de una diosa esbelta / y tu alma de una sirena delta; / donde de sol a sol vivimos. (…) Eres la luz escarlata del lucero / que cada mañana me encamina / a esbozar la balada que me anima / a persistir en mi propio lucero. (…) Eres belleza del vergel eterno /  que hace renacer las sombras del campo / lejos de  locas venas del averno.” Sigue el vate ensalzando a la mujer en otro poema “Tu mirada”: “Tus ojitos lindos de luz divina / tus labios rojos de diosa Atenea; / son laureles perpetuos de tu anea / como el vuelo diagonal de Gavina. (…) Tu mirada celestial de diamante / me escoltará hasta mis ciclos añejos / para soñar, lo eterno de quererte.” En el poema “El amor” nos deslumbras con palabras inusuales y sublimes: “¡El amor es el silencio que se viste / de rosas de olor impecable / y con jazmines de alma perdurable; / por bondad divina que no se resiste! (…) ¡El amor es el sueño del verano / es el capullo del jardín florido, / y es el la música diaria del soprano”. A través de la lectura del libro encontraremos bellos sonetos de la pluma del gran poeta ancashino.
     La producción poética de Eusebio Miranda es rica y fructífera tanto en el aspecto formal así como también en el aspecto de fondo. Sus obras de poesía son: Tinta roja, Cantos inmortales, Amor y vida, Poemas a la Paz,  Tiempos de maestro, Para soñar despiertos, Pinceladas literarias, Brisas de otoño, Cantos a la vida y Sonetos para soñar. Miranda es un obrero incansable de la palabra que trabaja silenciosamente con el perfil bajo y con suma humildad.
     El bardo Eusebio Miranda tiene en su haber varios premios literarios, que son frutos de su incansable labor literaria. Sus poemas han sido incluidos en la “Antología a Nivel Latinoamericana en Ontolírica del Canto, Maribelina, 2000, Lima, Perú)
                                           Rafael Alvarado Castillo
Lima, 22 de agosto de 2013.